CLEARWATER, FLORIDA • 11 DE JULIO, 2015

LA COMISIÓN DE CIUDADANOS POR LOS DERECHOS HUMANOS
EXPANDE SUS ACTIVIDADES PARA EXPONER Y MANEJAR
EL ABUSO PSIQUIÁTRICO EN CLEARWATER, LA BAHÍA
DE TAMPA A TRAVÉS DEL NUEVO CENTRO

Un destacado defensor para exponer las atrocidades de la salud mental aumenta su presencia en Florida con una instalación que incluye un museo de La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte y un objetivo enfocado en los abusos psiquiátricos tanto a nivel local como en todo el mundo.

Con las ovaciones de miles de Scientologists y sus invitados, la Iglesia de Scientology corta el listón de un nuevo centro de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCHR) de Florida en el centro de Clearwater el sábado, 11 de julio. El centro está dedicado a promover el trabajo del internacionalmente aclamado grupo de vigilancia patrocinado por la Iglesia que ha luchado incansablemente por las víctimas del abuso de la salud mental desde su inicio en 1969.

La meta de CCHR es la protección del público de prácticas psiquiátricas depredadoras: exponiendo el drogado del personal militar activo y veterano, el etiquetado y el drogado de niños con supuestos “trastornos”, y la insidiosa cultura de los planes de marketing de psicotrópicos basados en la pseudociencia de la psiquiatría moderna implementada a expensas de las vidas humanas.

CCHR trabaja con el comité de la ONU para los Derechos del Niño y el comité de la ONU Contra la Tortura, llevando a cabo investigaciones de los abusos psiquiátricos en niños en 10 países.

Los incansables esfuerzos de CCHR han llevado a la aprobación de 181 leyes internacionalmente, desde la prevención de los exámenes de salud mental de los niños y del drogado psiquiátrico a luchar por los derechos de los pacientes en los hospitales psiquiátricos y obligando a las agencias reguladoras de drogas al proteger al público contra el peligroso de los psicofármacos.

La comisión tiene más de 250 filiales en 30 países, trabajando diligentemente con grupos afines, denunciantes y voluntarios para erradicar el abuso psiquiátrico de una vez por todas.

  • En Australia, donde CCHR logra la prohibición de la bárbara práctica de “sueño profundo” en el cual los pacientes recibían un cóctel de drogas y se les aplicaba electrochoques sin su conocimiento. En Italia, las acciones de CCHR llevaron a redadas del gobierno y el cierre de hospitales psiquiátricos con pacientes referidos para cuidado adecuado.
  • Cuando se trata de grandes sumas de dinero por encima del cuidado del paciente, CCHR puso al descubierto un fraude de mil millones de dólares en la cadena privada de salud mental más grande en EE. UU., con 600 agentes federales haciendo redadas en instalaciones en 20 estados que resultaron en docenas de juicios, millones de dólares en multas, y toda la cadena cerrada.
  • CCHR también ha trabajado con agencias reguladoras para colocar “etiquetas negras” de advertencias de la FDA en drogas psiquiátricas peligrosas. Este es un paso crucial hacia sacar una drogas dañina del mercado.

El nuevo centro de CCHR cerca del Edificio de Flag de Scientology en el centro de la ciudad de Clearwater es un elemento vital en un complejo de seis edificios dedicados a los programas patrocinados por la Iglesia sirviendo al área de Clearwater, un símbolo palpitante de la colaboración de la comunidad.

CCHR en Florida ya ha demostrado ser un jugador clave en la lucha del estado contra el abuso psiquiátrico. Después de descubrir que el 55% de los niños en hogares de acogida en Florida habían sido prescritos poderosas drogas psicotrópicas que alteran la mente, la comisión documentó el abuso en el departamento de salud, que condujo a un 75% de reducción en el número de recetas para niños menores de seis años.

Además, trabajando con la legislatura de Florida, CCHR de Florida ayudó a promulgar una ley que prohíbe la participación de las escuelas públicas en la medicación psiquiátrica de los niños.

CCHR Florida también dirigió el esfuerzo que hizo que los “Exámenes en adolescentes” fueran prohibidos en las escuelas del Condado de Pinellas en el 2005.

Con este nuevo centro de CCHR en Florida, ahora Clearwater tiene su propio museo de La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte. El museo presenta la cruda historia de la psiquiatría a lo largo de catorce exhibidores audiovisuales, cada uno revela otro aspecto del abuso psiquiátrico y las violaciones de los derechos humanos.

Mucho más que solo una serie de exhibidores, la exhibición se basa en un largometraje documental que presenta la historia completa de la psiquiatría, exponiendo sus pseudoorígenes y los impactantes abusos de los derechos humanos que condujo al establecimiento de CCHR.

Casi 200 000 visitantes han visitado el museo original de La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte en la sede de CCHR Internacional en Los Ángeles, que se ha convertido en una parte esencial del plan de estudios de varias instituciones educativas locales. Más de 700 000 visitantes han visto las exposiciones itinerantes de La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte en ciudades alrededor del mundo.

CCHR ha producido siete documentales galardonados, con 7 millones de DVDs en 18 idiomas llegando a 120 millones de personas con las revelaciones de la sobredosis en el ejército, el daño irreparable del electrochoque y el etiquetado y el drogado de los niños.

En la sede de Clearwater, defensores de los derechos humanos trabajarán juntos para ayudar a los ciudadanos locales y visitantes a informar sobre las prácticas psiquiátricas abusivas y coercitivas, coordinar acciones para poner fin a los abusos psiquiátricos, y llevar a la psiquiatría bajo la ley.

Con ese fin, instalaciones adicionales son proporcionadas para voluntarios que investigan abusos y para seminarios educativos y talleres para iluminar y activar a muchos más.

La Iglesia de Scientology cofundó la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos con un eminente psiquiatra y destacado crítico de su propio tema, el difunto Dr. Thomas Szasz, en 1969, una época en que los pacientes fueron rutinariamente puestos en instituciones y despojados de todos los derechos humanos, civiles y constitucionales.

CCHR en Florida ha estado en funcionamiento en el área de Clearwater durante 30 años.


Descubre más sobre la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCDH) y el apoyo de la Iglesia de Scientology para restaurar los derechos humanos y la dignidad a la salud mental.

Ve este video

Este nuevo centro de CCHR es una de seis instalaciones nuevas, dedicada cada una a ayudar con los problemas más urgentes que impactan el área de Clearwater y la Gran Bahía de Tampa. Estas incluyen:

  • El nuevo céntrico hogar de los Ministros Voluntarios de la Iglesia, parte de un movimiento global activo en 120 naciones, el mayor equipo independiente de socorro del mundo. Los Scientologists hacen más de 200 000 horas al año como voluntarios solo en el área de la Bahía de Tampa, viviendo por el lema de los Ministros Voluntarios sin importar el reto: “Se puede hacer algo al respecto”.
  • Un nuevo hogar para Unidos por los Derechos Humanos, una iniciativa global de educación trabajando para identificar y proteger los derechos de cada ciudadano del mundo y ahora de cada residente del Condado de Pinellas, donde los abusos de los derechos humanos y el tráfico de personas está entre los niveles más altos de los Estados Unidos. Esta sede es una promesa para liderar la lucha contra estos inconcebibles abusos.
  • El nuevo centro local de la Fundación por un Mundo Sin Drogas, cuyo programa internacional de La Verdad Sobre las Drogas ha llegado a 260 millones de personas en todo el mundo. El programa se ha comprometido a erradicar el consumo de drogas y proporcionar a los jóvenes una significativa educación sobre las drogas.
  • Un edificio dedicado a El Camino a la Felicidad, el código moral no religioso escrito por L. Ronald Hubbard. Publicado en 112 idiomas, los 21 preceptos han llevado calma a las comunidades desgarradas por la violencia, paz a las zonas devastadas por los conflictos civiles y respeto por sí mismas a millones de personas. La nueva oficina de Clearwater proporcionará el entorno moral necesario localmente.
  • La sede de Criminon en Florida se erige como punto de partida para llevar a cabo la misión de abordar las causas de la criminalidad y restaurar el respeto por sí mismos en los delincuentes a través de programas eficaces para mejorar el carácter.