CLEARWATER, FLORIDA • 11 DE JULIO, 2015

EL NUEVO CENTRO CRIMINON EN CLEARWATER ABRE COMO SOLUCIÓN AL CÍRCULO VICIOSO DE REINCIDENCIA A TRAVÉS DE LA REHABILITACIÓN DEL CRIMINAL

Un programa de reforma del criminal a nivel mundial que aborda directamente la causa de la criminalidad, restaurando el respeto por sí mismo abre una nueva sede de Florida en el centro de Clearwater, proporcionando una nueva oportunidad a los delincuentes de convertirse en miembros productivos de la sociedad.

Miles de scientologists y sus invitados se concentraron en la histórica avenida Fort Harrison de Clearwater, Florida para la emocionante gran inauguración el sábado 11 de julio, del nuevo Centro Criminon Florida. Criminon, que significa “sin crimen”, se basa en el descubrimiento del Fundador de Scientology L. Ronald Hubbard de que el camino a la verdadera rehabilitación de los infractores es ayudar a cada uno a “descubrir cuándo perdió su orgullo personal. Rehabilita ese punto exacto y ya no tendrás más a un delincuente”.

A nivel internacional, más de 10.1 millones de personas son retenidas en instituciones penales, 2.2 millones de ellos en los Estados Unidos. De los 100 000 reclusos en el sistema penitenciario de Florida, casi uno de cada tres liberado estará tras las rejas otra vez dentro de tres años. Y el Condado de Pinellas ocupa el segundo lugar en el estado en el número de la arrestos juveniles.

“Nosotros, como una comunidad, no tenemos otra opción sino ayudar a rehabilitar a los criminales”, declaró el Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center. “Ningún ciudadano puede decir que esto ‘no tiene nada que ver conmigo’. Porque el día que cualquiera de nosotros sea víctima de un crimen, tendrá todo que ver con nosotros. Ninguno de nosotros quiere esperar que llegue ese día. El círculo vicioso de reincidencia será un ciclo interminable sin una verdadera rehabilitación del criminal. Eso es lo que nuestra nueva sede de Criminon Florida significa: una dedicación a la rehabilitación de los criminales, de modo que retornen a nuestra comunidad como ciudadanos productivos. Estamos aquí para ayudar. Y al ayudar a un criminal a restaurar el respeto por sí mismo, podemos hacer una diferencia”.

Los índices de reincidencia a menudo superan el 75 por ciento, pero el Programa de Criminon está revirtiendo la tendencia al rehabilitar a los infractores y devolverlos a la sociedad con destrezas para la vida que les capacitan para llevar vidas productivas en vez de consumirlas tras las rejas.

Hoy en día, Criminon está activo en más de 1000 prisiones y establecimientos penitenciarios de todo el mundo, con casi 13 000 reclusos inscritos en el programa.

País tras país, donde quiera que el Programa de Criminon se ha instituido, gobierno y funcionarios de la prisión han visto un descenso dramático en los índices de reincidencia, incluso entre los criminales habituados de las poblaciones.

  • En la prisión de máxima seguridad de Leeuwkop en Sudáfrica, después de los reclusos participaron en el Programa de Criminon el número de incidentes violentos cayó desde 1000 al año a solo uno.
  • En Karachi, Pakistán, los índices de reincidencia entre los presos en la cárcel central de la ciudad que terminaron los cursos de Criminon increíblemente cayó por debajo del 1%.
  • Un año y medio después de que los cursos de Criminon fueron oficialmente adoptados por el Sistema Penitenciario de la ciudad de México, los índices de reincidencia cayeron al 1%. El programa ya ha alcanzado más de 14 000 infractores en todo el país.

Criminon Florida está dedicado al programa de rehabilitación del criminal instituido hace casi cinco décadas. Se han establecido programas in situ en ocho instituciones penitenciarias y entregado cursos por correspondencia a los presos en 100 centros de todo el estado. Haciendo realidad su misión, Criminon Florida ha guiado unos 20 000 reclusos a través de cursos diseñados para ayudarles a lograr un nuevo comienzo en la vida como miembros productivos de la sociedad. Con su nueva sede, Criminon Florida está comprometido a continuar aumentando su alcance para rehabilitar aún a más infractores y ponerle las esposas al círculo vicioso de reincidencia y pararlo en seco.

Exhibidores de información en la nueva sede ofrecen a los visitantes detalles claves del programa y su implementación. La instalación también incluye una sala de usos múltiples para seminarios y talleres sobre la entrega de Criminon, mientras que un ala completa alberga un centro de cursos por correspondencia.


Descubre más sobre Criminon y lo que la Iglesia de Scientology hace para construir un mundo sin crimen.

Ve este video

Este nuevo centro Criminon es una de las seis nuevas instalaciones, dedicadas a ayudar con los problemas acuciantes que impactan Clearwater y el área de la Gran Bahía de Tampa. Estas incluyen:

  • El nuevo céntrico hogar de los Ministros Voluntarios de la Iglesia, parte de un movimiento global activo en 120 naciones, el mayor equipo independiente de socorro del mundo. Los Scientologists hacen más de 200 000 horas al año como voluntarios solo en el área de la Bahía de Tampa, viviendo por el lema de los Ministros Voluntarios sin importar el reto: “Se puede hacer algo al respecto”.
  • Un museo y centro de operaciones para la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos, el grupo líder de vigilancia de la salud mental en el mundo desde 1969, responsable de ayudar a promulgar unas 181 leyes que protegen a las personas de prácticas psiquiátricas abusivas o coercitivas. Su centro de información en Clearwater presenta el museo La Psiquiatría: Una Industria de la Muerte.
  • Un nuevo hogar para Unidos por los Derechos Humanos, una iniciativa global de educación trabajando para identificar y proteger los derechos de cada ciudadano del mundo y ahora de cada residente del Condado de Pinellas, donde los abusos de los derechos humanos y el tráfico de personas está entre los niveles más altos de los Estados Unidos. Esta sede es una promesa para liderar la lucha contra estos inconcebibles abusos.
  • El nuevo centro local de la Fundación por un Mundo Sin Drogas, cuyo programa internacional de La Verdad Sobre las Drogas ha llegado a 260 millones de personas en todo el mundo. El programa se ha comprometido a erradicar el consumo de drogas y proporcionar a los jóvenes una significativa educación sobre las drogas.
  • Un edificio dedicado a El Camino a la Felicidad, el código moral no religioso escrito por L. Ronald Hubbard. Publicado en 112 idiomas, los 21 preceptos han llevado calma a las comunidades desgarradas por la violencia, paz a las zonas devastadas por los conflictos civiles y el respeto por sí mismas a millones de personas. La nueva oficina de Clearwater proporcionará la brújula moral que se necesita localmente.