Stuttgart, Alemania

LA LIBERTAD REINA MIENTRAS LA IGLESIA DE SCIENTOLOGY DE STUTTGART SE PONE EN MARCHA

En el hogar de los automóviles y en el núcleo del corazón industrial de Alemania, una nueva Iglesia de Scientology impulsa la oportunidad para el mejoramiento social y el avance espiritual.

Situada entre la Selva Negra al oeste y la sierra Jura de Suabia al sur, Stuttgart se encuentra a orillas del río Neckar, pasando por el valle de la ciudad conocido como “The Cauldron”. Rodeando esta poderosa ciudad alemana, famosa por albergar festivales culturales y culinarios, además de fabricar coches mundialmente conocidos, hay colinas onduladas y viñedos pintorescos salpicados con secuoyas gigantes.

El domingo 9 de septiembre, marcó una unión de energía moderna con historia clásica cuando más de 2500 scientologists e invitados se reunieron para la inauguración de la nueva Iglesia de Scientology de Stuttgart.

El Sr. Miscavige preside la celebración de vanguardia de la nueva Iglesia de Scientology de Stuttgart.

A la luz de este momento histórico, el Sr. David Miscavige, líder eclesiástico de la religión de Scientology, dijo: “Hoy, inauguramos la más grandiosa Iglesia de Scientology de Alemania y un hogar adecuado para este pilar de la nación. Representa el hecho de que nada es mayor que la búsqueda de la sabiduría... Y nada es más perdurable que la dignidad y la libertad. En ese aspecto, esta Iglesia personifica las mismas metas de Scientology: ‘Una civilización sin demencia, sin criminales y sin guerra, donde el capaz pueda prosperar y los seres honestos puedan tener derechos, y donde el hombre sea libre para elevarse a mayores alturas’... Y así, abrimos nuestras puertas”.

Con esta exacta pasión, la celebración de la inauguración comenzó con una canción y danza tradicionales; un tributo a la herencia cultural de Stuttgart y su orgullo como líder nacional en las artes escénicas. La música entonces cambió a un ritmo de rock y pop mientras un canto conmovedor llenó el aire: “Aquí está para nosotros, desde ahora y para siempre”. Ese espíritu de esperanza y expectativa se transmitió a través de las declaraciones de los dignatarios locales que hablaron sobre el impacto que este nuevo centro tendrá cuando ayude a Stuttgart a enfrentar un montón de problemas.

De hecho, mientras que la población de la ciudad está prosperando, las drogas, el crimen y otras dificultades continúan siendo preocupaciones muy arraigadas; y la Iglesia ha estado en la vanguardia de los programas de mejoramiento social y campañas humanitarias para contrarrestar su avance.

Solo en los últimos años, la Iglesia de Stuttgart ha apoyado la iniciativa “Di no a las drogas, di sí a la vida”, educando a la gente sobre los peligros de las drogas distribuyendo folletos de La Verdad sobre las Drogas, organizando jornadas de puertas abiertas sobre prevención de drogas, emitiendo anuncios de servicio público y haciendo películas que animan a los niños y adolescentes a firmar la Promesa de Vivir sin Drogas. En total, Un Mundo sin Drogas de Stuttgart ha alcanzado a más de 250 000 personas con su mensaje de La Verdad sobre las Drogas.

La Iglesia también ha iluminado a más de 70 000 residentes del estado de Baden-Wurttemberg sobre los peligros del consumo de drogas psiquiátricas a través del trabajo de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos, una asociación de vigilancia sin fines de lucro fundada por la Iglesia de Scientology. Junto a ello está el programa de Unidos por los Derechos Humanos patrocinado por la Iglesia que promueve los derechos para todas las personas y El Camino a la Felicidad, una guía de sentido común para vivir mejor, también continuamente activa en toda la región.

Así, cada una de estas actividades, demuestran la dedicación y el compromiso ferviente de los scientologists para ayudar a crear una mayor consciencia e impulso humanitarios en Stuttgart y sus ciudadanos.

Como tal, la nueva Iglesia de Scientology de la ciudad está diseñada con un gusto excelente y fue nombrada para servir como centro para conectar con miembros de la comunidad, así como para proporcionar servicios para el creciente número de scientologists. Una destacada instalación, la impresionante Iglesia de 7200 metros cuadrados se encuentra en una de las calles principales de la ciudad, la Heilbronner Strasse.

Una amplia gama de notables líderes cívicos y religiosos dieron la bienvenida a los scientologists a su nuevo hogar. Ellos fueron: el Sr. Samir El Midani, asesor del Centro Interreligioso de Stuttgart; la Sra. Jirina Hlasivcova, asesora de educación para jóvenes sobre drogas, Centro de Prevención de Drogas y Terapia; la Dra. Elke Preusser-Franke, presidenta de la Asociación de Mujeres Judías de Alemania; y el abogado de derechos humanos, el Sr. Alexander Petz.

El Sr. El Midani contó cómo la asociación con los scientologists locales ha sido fundamental para impulsar la tolerancia religiosa y la paz entre las diferentes religiones: “Mi congregación no fue aceptada por sus creencias, sino que fue excluida de nuestra comunidad. Pero aunque muchos ignoraron el humo, vosotros no huisteis del fuego, corristeis hacia él. De inmediato nos ayudasteis a distribuir información para ‘llenar el vacío’ sobre quiénes somos como religión y en lo que creemos. Y gracias a vuestras acciones, ahora somos parte de la comunidad, nos hemos convertido en un punto de dignidad”, dijo. “Cuando la gente me pide que describa cómo son los scientologists, les digo: ‘Imagina a una persona extremadamente inteligente... que ofrece amistad y aborda el vivir con un inconfundible sentido de idealismo’”.

La Sra. Hlasivcova dijo que el azote de la adicción a las drogas ha hecho estragos en las escuelas de Stuttgart y ha afectado a muchas familias alemanas, incluyendo a la suya propia: “Nuestra generación está viviendo en un olvido diseñado y generado por las drogas. En mi vida, debido a las drogas, he amado y perdido. Con cada dosis que mi tío tomaba, se alejaba de nosotros volviéndose más insensible y un amigo cercano sufrió un ataque al corazón. Así que mi dolor impulsó una profunda pasión dentro de mí para luchar contra las drogas. [...] Y ahora he estado comprometida a crear un mundo sin drogas con vosotros durante ocho años. Juntos, hemos hecho giras de La Verdad sobre las Drogas desde Nuremberg a Leipzig, repartiendo más de 50 000 folletos en solo 10 días. Y sí, estamos despertando a una generación con la educación sobre las drogas actualizada”.

La Dra. Preusser-Franke, presidenta de la Asociación de Mujeres Judías, habló de cómo impactó en su vida el código moral no religioso, El Camino a la Felicidad escrito por L. Ronald Hubbard: “He sido lo suficientemente privilegiada para saber cómo los preceptos de El Camino a la Felicidad se desarrollan en la vida porque lo he experimentado gracias a vosotros y con vosotros. [...] ‘Dando Buen Ejemplo’ mientras le damos a un sinnúmero de transeúntes El Camino a la Felicidad en las calles de Dresden, ‘Buscando Vivir con la Verdad’ mientras llevamos a cabo exposiciones de concienciación del Holocausto dentro de vuestras Iglesias y ‘Tratar a Otros Como Ellos Quieren que se les Trate’ mientras defendíais nuestros derechos en una mesa redonda de la ciudad cuando otros se negaban a oír lo que teníamos que decir. Mientras traíais a la vida precepto tras precepto, estáis enseñando a miles de personas a actuar con humanidad. Y por lo tanto, desde la costa norte de Hamburgo a los campos del sur de Múnich, nunca olvidaremos el camino de oro de El Camino a la Felicidad de L. Ronald Hubbard”.

Mientras, en homenaje a la intensa pasión que caracterizó a la ceremonia, el abogado de Derechos Humanos, Alexander Petz reconoció la gran importancia del día, a la luz de los hitos victoriosos que ayudaron a asegurarlo: “Juntos hemos hecho historia, no solo para Scientology, sino para la sociedad en general. Hemos establecido los derechos para cualquier iglesia o asociación religiosa para operar libremente y sin interferencias gubernamentales, bajo la Constitución. Nuestra fe en el sistema legal estaba justificada, porque protegimos la libertad de religión para todos los scientologists, para vosotros, y habéis creado precedentes para salvaguardar los derechos de todos y la libertad religiosa para todas las religiones en Alemania. Así que ¡hagamos que esta nueva Iglesia de Scientology se erija como símbolo de libertad, para todas las personas en esta ciudad, esta región y a lo largo de toda Alemania!”.


A medida que los visitantes entran en la nueva Iglesia de Scientology de Stuttgart se encuentran con una gama de azul acero, cromo y grises que reflejan la identidad de alta tecnología de la ciudad. Los pálidos reflejos de la instalación mezclados con madera de caoba se combinan para dar un aspecto de calma y de bienvenida al Centro de Información para el Público donde se presenta una introducción a Dianetics y Scientology. Sus expositores, contienen más de 500 películas en 17 idiomas que muestran las creencias y prácticas de la religión de Scientology, así como la vida y el legado del Fundador de Scientology, L. Ronald Hubbard.

El Centro de Información también presenta las muchas iniciativas humanitarias patrocinadas por Scientology, incluyendo su campaña mundial de educación sobre los derechos humanos; un programa de gran alcance de educación, prevención y rehabilitación contra las drogas; una red global de centros de alfabetización y de aprendizaje y el programa de los Ministros Voluntarios de Scientology, que ahora se ha convertido en la mayor fuerza independiente de ayuda en desastres en el mundo.

La Capilla de Stuttgart facilita las reuniones de la congregación de Scientology, incluyendo Servicios Dominicales, Bodas y Ceremonias de Dar Nombre, así como eventos comunitarios como banquetes, seminarios y talleres, abiertos para miembros de todas las confesiones.

La Cafetería ofrece un lugar de reunión para los que asisten a los eventos, así como para los feligreses durante los descansos de sus servicios de Scientology.

La nueva Iglesia permite la entrega de todos los Servicios Introductorios. Estos incluyen seminarios de Dianetics y Scientology en las tardes, vespertinos y fines de semana, que dan una visión general de los principios fundamentales y su aplicación en la vida, así como una serie de Cursos de Scientology para el Mejoramiento de la Vida para ayudar a mejorar cualquier aspecto de la vida.

La Iglesia de Stuttgart también incluye docenas de salas especialmente amuebladas, que proporcionan el escenario ideal para la auditación (asesoramiento espiritual) de Scientology. Las múltiples salas de curso también están dedicadas al entrenamiento de auditores (asesores espirituales), para los scientologists que estudian la tecnología de auditación, para ayudar a los demás a lograr la libertad espiritual. La nueva instalación le da la bienvenida a los scientologists y a aquellos interesados en aprender más acerca de la Iglesia de Scientology.


La inauguración de la nueva Iglesia de Scientology de Stuttgart continúa un período de crecimiento masivo para la religión, con casi 70 nuevas Iglesias de Scientology desde Los Ángeles hasta Tampa, de Londres a Milán, de Tel Aviv a Tokio y de Kaohsiung a Bogotá.

En el último año, se han abierto nuevas Iglesias de Scientology en Dublín, Irlanda; Birmingham, Inglaterra; Ámsterdam, Países Bajos; Johannesburgo Norte, Sudáfrica; Salt Lake City, Utah; Silicon Valley, California; Perth, Australia; y Orlando, Florida.

Más inauguraciones de Iglesias se esperan en los próximos meses en ciudades globales a lo largo de Europa, América Latina, América del Norte y África.