Las Ocho Dinámicas

LAS OCHO DINÁMICAS

Debido a que los principios fundamentales sobre los que se basa Scientology abarcan todos los aspectos de la vida, pueden emplearse ciertos principios clave de forma general para mejorar cualquier condición. Los scientologists usan estos principios en su vida diaria, y a menudo su uso por sí mismo puede ser el factor que determine el éxito o el fracaso. Además, estos principios clarifican enormemente lo que tan a menudo produce confusión y desconcierto.

Supongamos, por ejemplo, que la vida pudiera dividirse en categorías correctas, de forma que sus muchas actividades, a menudo confusas y borrosas, pudieran de pronto comprenderse con más facilidad. Supongamos, por ejemplo: ¿qué pasaría si todas las actividades de los distintos aspectos de la vida de una persona pudieran, no sólo comprenderse por lo que en realidad son, sino armonizar con todas las demás?

Esto es posible en Scientology mediante la descripción de las ocho dinámicas.

La orden básica: “¡Sobrevive!” a la que toda vida obedece, se subdivide en ocho categorías, de forma que cada aspecto de la vida puede inspeccionarse y comprenderse con más facilidad. A estas categorías se les llama las ocho dinámicas (dinámica quiere decir ímpetu, anhelo o impulso).

L. Ronald Hubbard observó y describió las primeras cuatro de estas dinámicas en Dianética. Cuando su investigación le condujo dentro del ámbito de Scientology, él pudo ampliar estas cuatro primeras y describir las cuatro dinámicas restantes.

Por medio de Scientology, una persona se da cuenta de que su vida y su influencia se extienden más allá de sí misma. También se vuelve consciente de la necesidad de participar en un ámbito mucho más amplio. Al entender cada una de estas dinámicas y la relación entre ellas, la persona es capaz de hacer lo anterior e incrementar así la supervivencia en todas estas dinámicas.

Sólo al describir estas dinámica la existencia se ordena y se comprende con facilidad. Cada persona puede observar estas dinámicas en su propia vida, notar cuál o cuáles necesitan mejorar y, por medio de Scientology, armonizar mejor estos factores.

La Primera Dinámica es UNO MISMO.

Esta dinámica es el esfuerzo por sobrevivir como individuo; por ser un individuo. Incluye el propio cuerpo y la propia mente. Es el esfuerzo por lograr el nivel más elevado de supervivencia para uno mismo durante el mayor tiempo posible. Esta dinámica incluye al individuo además de sus posesiones inmediatas. No incluye a otras personas. Es el impulso de sobrevivir como uno mismo. Aquí tenemos la individualidad expresada plenamente.

La Segunda Dinámica es la CREATIVIDAD.

La creatividad es hacer cosas para el futuro, y la segunda dinámica incluye todo tipo de creatividad. La segunda dinámica abarca la unidad familiar y la crianza de los hijos así como todo lo que pueda entrar en la categoría de actividad familiar. Incidentalmente, también incluye al sexo como mecanismo para impulsar la supervivencia futura.

La Tercera Dinámica es la SUPERVIVENCIA DE GRUPO.

Es el impulso para sobrevivir por medio de un grupo de individuos o como un grupo. Es la supervivencia del grupo con el grupo que tiene la tendencia de asumir vida y supervivencia propia. Un grupo puede ser una comunidad, amigos, una compañía, un club social, un estado, una nación, una raza; cualquier grupo. No importa cuál sea su tamaño, está intentando sobrevivir como tal.

La Cuarta Dinámica es la ESPECIE.

La cuarta dinámica del hombre es la especie humana. Esta es el impulso hacia la supervivencia por medio de toda la humanidad y como toda la humanidad. En tanto que el pueblo americano se consideraría una tercera dinámica para los americanos, todos los pueblos del mundo juntos se considerarían la cuarta dinámica. Todos los hombres y mujeres, debido al hecho de que son hombres y mujeres, buscan sobrevivir como hombres y mujeres y para los hombres y las mujeres.

La Quinta Dinámica es los SERES VIVOS.

Es el impulso para sobrevivir como seres vivos y con la ayuda de seres vivos, como animales, pájaros, insectos, peces y vegetación. Esto incluye a todas las cosas vivientes, ya sean animales o vegetales: cualquier elemento motivado directa e íntimamente por la vida. Es el esfuerzo para sobrevivir mediante todos y cada uno de los seres vivos. Es el interés en la vida como tal.

La Sexta Dinámica es el UNIVERSO FÍSICO.

El universo físico tiene cuatro componentes que son: materia, energía, espacio y tiempo. La sexta dinámica es el impulso del universo físico para sobrevivir como universo físico mismo y con la ayuda del universo físico y cada uno de sus componentes.

La Séptima Dinámica es la DINÁMICA ESPIRITUAL.

Este es el impulso a sobrevivir como seres espirituales o el impulso de la vida misma para sobrevivir. Todo lo espiritual, con o sin identidad, entraría en el apartado de la séptima dinámica. Incluye el propio beingness, la capacidad de crear, la capacidad de causar supervivencia o para sobrevivir, la capacidad para destruir o aparentar ser destruido. Un subtítulo de esta dinámica son las ideas y los conceptos y el deseo de sobrevivir por medio de estos. La séptima dinámica es la fuente de la vida; está separada del universo físico y es la fuente de la vida misma. Así pues, existe un esfuerzo hacia la supervivencia de la fuente de la vida.

La Octava Dinámica es el impulso hacia la existencia como INFINITO.

A la octava dinámica también se le llama comúnmente Dios, el Ser Supremo o Creador; pero la forma correcta de definirla es como infinito. En realidad abarca el todo en su totalidad. Es por eso que, de acuerdo con L. Ronald Hubbard, “cuando la séptima dinámica se alcance en su totalidad, sólo entonces se descubrirá la verdadera octava dinámica”.