¿Qué es el entrenamiento?

¿QUÉ ES EL ENTRENAMIENTO?  

La práctica de Scientology esta compuesta de auditación (asesoramiento espiritual) y entrenamiento. Uno se libera mediante la auditación, mientras que el entrenamiento le proporciona a uno el conocimiento de como mantenerse así.

En toda Iglesia de Scientology existen salas especiales donde los feligreses estudian las obras escritas y escuchan las conferencias grabadas en cinta de L. Ronald Hubbard, siguiendo el orden preciso que viene marcado por una hoja de verificación. En cada sala de curso hay presente un supervisor de curso para ayudar a los scientologists a alcanzar una comprensión plena de los materiales que estén aprendiendo. Un supervisor de curso no enseña, ni da conferencias, ni interpreta los textos de manera alguna; en lugar de todo eso, hace que los estudiantes consulten el material correcto, en el caso de que ellos estén experimentando dificultades. Gracias a las hojas de verificación y al papel desempeñado por el supervisor, los feligreses que estudian los materiales de Scientology tienen la posibilidad de avanzar a su propio ritmo individual.

El entrenamiento va desde cursos introductorios hasta los avanzados, abarcando el estudio de los niveles superiores de las escrituras. Hay cursos donde uno puede aprender a entregar el asesoramiento de Scientology como un auditor. Un auditor se define como “alguien que escucha”. La palabra procede del latín audire, que significa “escuchar”.

El entrenamiento de auditor incluye una serie intensiva de ejercicios sobre cada aspecto de la entrega de una sesión de auditación. También se utilizan películas que tratan sobre factores importantes en la auditación para facilitar el aprendizaje de las aplicaciones prácticas de auditación. El estudiante aprende las técnicas hasta que las domina a la perfección; y en toda Iglesia de Scientology de cualquier parte del mundo, sólo existe un estándar para aprobar: un estudiante que se gradúa tiene que ser capaz de entregar una sesión de auditación 100% perfecta en todo momento. Mediante el entrenamiento de Scientology, dicho estándar se alcanza diariamente.

El resultado final del entrenamiento de auditor es que un individuo es capaz de entregar auditación a otra persona. Pero dado que Scientology ofrece una comprensión del comportamiento humano y lo que hay detrás de los problemas del día a día, el entrenarse como auditor también le da al individuo los medios para tratar con la vida en sí.