Iglesia de Scientology: David Miscavige, Presidente de la Junta del Religious Technology Center

DAVID MISCAVIGE,
PRESIDENTE DE LA JUNTA DEL RELIGIOUS TECHNOLOGY CENTER
Y LÍDER ECLESIÁSTICO DE LA RELIGIÓN DE SCIENTOLOGY

David Miscavige es el líder eclesiástico de la religión de Scientology. Desde su posición como Presidente de la Junta del Religious Technologý Center (RTC), el Sr. Miscavige carga con la máxima responsabilidad de asegurar el estándar y la aplicación pura de las tecnologías de Dianética y Scientology de L. Ronald Hubbard y por Mantener Scientology Funcionando.

En capacidad de ello, el Sr. Miscavige ha redefinido el término “líder religioso” para adecuarse a las tareas necesarias para dirigir esta religión contemporánea verdaderamente única, una religión nacida en el siglo XX, que ha logrado un nivel de expansión sin precedentes en el siglo XXI, incluyendo unas 8.500 iglesias, misiones y grupos afiliados a lo largo de 165 naciones.

Bajo la gestión del Sr. Miscavige, Scientology ha apoyado programas de mejora social y humanitarios que han afectado las vidas de miles de millones de personas. Las obras religiosas del Sr. Hubbard están disponibles más ampliamente que nunca y la Iglesia ha logrado un crecimiento sin precedentes tanto en el tamaño físico como en el alcance de su ministerio.

Tal es el sello del Sr. David Miscavige en el logro de la visión y el legado de L. Ronald Hubbard y tal es la historia resumida de su liderazgo:

  • Garantizar el crecimiento y expansión continua de Scientology internacionalmente.
  • Hacer ampliamente disponible Scientology para las personas de todas las condiciones sociales por todo el mundo.
  • Desarrollar programas para abordar las peores enfermedades de la sociedad y proporcionar los recursos para poner en marcha esos programas.
  • Asegurar que las escrituras de Scientology son fieles a los escritos originales del Fundador.
  • Restaurar las obras escritas, conferencias grabadas y conferencias filmadas del Sr. Hubbard
  • Encargarse de la diseminación internacional de Scientology
  • Crear Organizaciones Ideales de la Iglesia de Scientology
  • Establecer dos editoriales innovadoras capaces de producir 1,3 millones de libros y 1 millón de CDs por semana
  • Inspirar el Programa de Ministros Voluntarios, la mayor fuerza de auxilio independiente del mundo, con más de 200.000 voluntarios
  • Asegurar el reconocimiento oficial de la religión
  • Presidir más de nueve eventos anuales difundidos globalmente que sirven como informes para los scientologists sobre los programas estratégicos de la Iglesia

AMIGO DE CONFIANZA DE L. RONALD HUBBARD

Nacido en 1960, David Miscavige ha sido scientologist la mayor parte de su vida y todavía se le recuerda como el prodigio de 12 años que sirvió como el auditor profesional más joven en el famoso Centro de Guía Hubbard de Saint Hill en Inglaterra.

Además se le recuerda por el hecho de que apenas un año después de entrar en la orden religiosa de Scientology, la Organización del Mar, a la edad de 16 años, estaba entre un reducido grupo de personas seleccionadas para trabajar directamente con L. Ronald Hubbard. Después de recibir instrucción personal del Sr. Hubbard, a los 17 años, David Miscavige sirvió como su Director de Fotografía en la primera película de entrenamiento de Scientology.

Posteriormente, a petición del Sr. Hubbard, el Sr. Miscavige sirvió como ejecutivo superior supervisando las misiones eclesiásticas de las iglesias de Scientology a lo largo del mundo. A la edad de 18 años, David Miscavige se convirtió en la persona convocada por L. Ronald Hubbard para llevar a cabo las tareas más importantes. Ningún ejecutivo de la Iglesia nunca en la historia recibió comunicación más directa de L. Ronald Hubbard que el Sr. Miscavige.

En 1983, L. Ronald Hubbard describió a un ejecutivo heroico de la Iglesia que limpió de granujas las filas del staff que estaban intentando hacerse con el control de Scientology mientras el Sr. Hubbard estaba comprometido en su intensa investigación y ausente de la Iglesia. Como el mismo Sr. Hubbard lo expresó:

“Así que perdóname por no dirigir la Iglesia cuando esta estuvo a punto de caer en manos hostiles. Todo salió bien. ¿Por qué? Porque verdaderos scientologists se aseguraron de que ocurriera. Mi confianza estuvo justificada”.

Ese verdadero scientologist del que hablaba L. Ronald Hubbard era David Miscavige.

A la luz de lo que había estado a punto de ocurrir, L. Ronald Hubbard solicitó una reorganización corporativa diseñada para asegurar que la Iglesia no caería en manos hostiles y la religión pudiera continuar perpetuamente; permaneciendo siempre fiel a sus enseñanzas de fuente. Con esa finalidad, L. Ronald Hubbard presenció la formación del Religious Technology Center para poseer las marcas registradas de Scientology y Dianética y preservar, mantener y proteger la religión de Scientology. Nombró al Sr. Miscavige administrador de esa organización de la Iglesia.

Para supervisar sus asuntos personales para el resto de su vida, L. Ronald Hubbard también nombró a David Miscavige como el presidente de la organización encargada de manejar esos asuntos.

Tras el fallecimiento de L. Ronald Hubbard en 1986, fue el Sr. Miscavige el que dirigió Scientology en esos difíciles días, en cuanto a que la historia demuestra que la verdadera prueba de cualquier religión es sobrevivir al fallecimiento de su Fundador. De hecho, fue el Sr. Miscavige el que se aseguró de esa supervivencia mediante obtener pleno reconocimiento religioso en los Estados Unidos y guiar Scientology hacia una etapa global.

Desde entonces, el Sr. Miscavige con tenacidad ha llevado adelante el legado de L. Ronald Hubbard, hasta este momento en el que ahora Scientology representa la única religión importante que surge en la era moderna. Sin duda, lo que el Sr. Miscavige ha hecho es ni más ni menos que la culminación de la visión de L. Ronald Hubbard; una visión que él sabía que sería llevada adelante fielmente con el Sr. Miscavige al timón.

“Confianza y amistad son cosas forjadas en fuego y que retumban en el yunque de la vida. Hemos pasado mucho juntos. Confío en ti como tú confías en mí”.

—L. Ronald Hubbard a David Miscavige