East Grinstead, Reino Unido

FIN DE SEMANA DE GALA DE LA IAS CELEBRA UN AÑO DE AYUDA HUMANITARIA Y AVANCE

La Asociación Internacional de Scientologists (IAS), una fuerza para el bien en constante expansión dentro de la comunidad humanitaria mundial, se reunió en East Grinstead, al sur de Inglaterra, el primer fin de semana de octubre para celebrar un año de expansión y logros.

Las estrechas calles antiguas que cruzan los pequeños pueblos y granjas de West Sussex estaban atestadas de automóviles y autobuses un viernes por la tarde a principios de otoño, mientras miles de scientologists, invitados y amigos llegaban a los bien cuidados jardines de Saint Hill Manor: el hogar del Fundador de Scientology, L. Ronald Hubbard.

A través de las aberturas entre densos setos y árboles que bordean esos caminos, los visitantes podían ver el distante esbozo de la elegante Saint Hill…, vivamente iluminada en el horizonte…, resplandeciente como un fuego distante en la atenuada luz del otoño.

Tras las puertas de la Manor, pasando las entradas y el largo camino al pabellón y al Gran Salón, hasta llegar a un escenario erigido bajo una enorme carpa, los miembros de la Asociación Internacional de Scientologists de más de 65 naciones impregnaban el espacio con diversos idiomas conforme entraban en el área con un único propósito: celebrar su humanidad y la de todos los seres humanos.

La celebración para el 2017 marcó el 33.º aniversario desde la fundación de la IAS en Saint Hill en 1984 para unir, hacer avanzar, apoyar y proteger la religión más joven y de más rápido crecimiento del mundo. Los miembros e invitados vinieron también a honrar a aquellos que ayudaron a la Iglesia a lograr un año de esperanza y logros en el camino hacia las metas de Scientology de una vida mejor para todos.

Durante dos horas y media, el Sr. Miscavige, Presidente de la Junta del Religious Technology Center, dio a conocer el acelerado ritmo de expansión de la Iglesia y su misión humanitaria reflejados en las diversas historias y presentaciones de la noche.

“Sí, han llegado a este reino de la IAS”, dijo David Miscavige, el líder eclesiástico de la religión de Scientology.

“Donde cualquier parecido con el universo físico es pura coincidencia…

“Donde miembros de la IAS de toda la Tierra, vienen y toman asiento: Desde Norteamérica, Sudamérica, África, Asia, Oceanía, cientos de ciudades de Europa y de todas partes de este Reino Unido.

“Porque, en total, hoy celebramos 147 tierras con una presencia de la IAS que nadie olvidará nunca”.

Así fue como el Sr. Miscavige esbozó cada punto de esa presencia a lo largo de dos horas y media de energía pura. De hecho, la noche no solo exploró el reino de programas humanitarios desde las tierras altas hasta las tierras bajas del planeta, sino que se enfocó en la expansión de la religión como tal en tierras lejanas nunca antes vistas.

El rápido ritmo de expansión de la Iglesia y de sus misiones humanitarias también se refleja en los testimonios de diversas expresiones de buena voluntad en la sociedad. Cada historia en sí misma es un éxito musical, pero en conjunto forman una sinfonía de ayuda humanitaria que abarca reconocidas iniciativas humanitarias patrocinadas por la IAS. Todo comenzó con los impactantes testimonios de los abusos en el campo de la salud mental y su rápida reforma en manos de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCHR).

Seguido de las acciones de la campaña Un Mundo Sin Drogas y del poderoso movimiento impulsando La Verdad Sobre las Drogas contra la marea del abuso de drogas; Unidos por los Derechos Humanos, manteniendo viva la llama de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; El Camino a la Felicidad inculcando un resurgimiento moral a través de sus 21 preceptos para la convivencia universal; y la ola de apoyo de los Ministros Voluntarios llegando a 22 sitios principales de desastres solo este año, sin mencionar los innumerables momentos de lucha personal para las personas en todo el mundo.

Algunos ejemplos del gran impacto de las iniciativas durante la presentación incluyen:

  • Embajadores del Camino a la Felicidad entrando en territorio inexplorado en las Filipinas, iniciando una amplia aceptación para entrenar alrededor de 29 000 oficiales de policía en el folleto de preceptos morales universales.
  • En Zambia, una tierra donde la supervivencia es un reto del día a día, un Ministro anglicano forma 70 grupos de El Camino a la Felicidad, llevando un mensaje desde el púlpito que generó un aumento de diez veces en la productividad a través de una región de 130 000 kilómetros cuadrados.
  • Unidos por los Derechos Humanos ilustrando y capacitando a más de 19 000 estudiantes pakistaníes y posteriormente redactando y haciendo que se aprobara la “Ley de Protección Contra la Violencia de las Mujeres de Punjab” para garantizar sus derechos por siempre.
  • 5000 voluntarios de Un Mundo Sin Drogas liderando una campaña que se lanzó durante los Juegos Olímpicos de Brasil y que repartió más de 2 millones de los folletos de la Verdad Sobre las Drogas a lo largo de Sao Paulo y Río de Janeiro.
  • Y los Ministros Voluntarios de Scientology cruzando 320 000 kilómetros para llevar vida y esperanza a casi cuatro millones de personas, incluidas las más afectadas por una avalancha de desastres naturales y provocados por el hombre.

Se revelaron muchas historias, protagonizadas por las estrellas de esta radiante y dinámica noche. Específicamente, tres ganadores de la Medalla de la Libertad de la IAS, cada uno personificando el progreso inexorable de las metas de la religión en todas partes hacia un mundo pacífico, productivo y sin crimen, donde impere la justicia social. Conforme el Sr. Miscavige los presentaba uno por uno, el común denominador de ética de trabajo, valentía, persistencia y dedicación eran evidentes en sus historias:

  • En el Reino Unido, el ganador de la Medalla de la Libertad Brian Daniels, salió bajo el estandarte de CCHR de abordar los abusos psiquiátricos en los hospitales mentales del país, señalando la mala conducta de los psiquiatras en el campo y obligando a la implementación de las reformas necesarias. Posteriormente inspiró una serie de revelaciones nacionales sobre los vínculos existentes entre las drogas que alteran la mente y un aumento en los suicidios infantiles, llevando a que se colocara un número sin precedentes de “etiquetas negras de advertencia” en los fármacos para proteger permanentemente a los jóvenes británicos.
  • El pacifista y activista por los derechos humanos, el ministro Tony Muhammad, creó un movimiento de El Camino a la Felicidad en las zonas urbanas más pobladas dentro de Los Ángeles, la capital pandillera del mundo, con 50 salidas por la paz a lo largo de 33 vecindarios de mala reputación resultando en una caída del 40 % en el crimen. Tony persistió en su intención de reunir a pandillas rivales para que confrontaran la violencia entre ellos, logrando un cese al fuego y acuerdos de paz entre las implacables pandillas rivales: los Crips y los Bloods.
  • Binod Sharma, un nativo de Nepal, creó su equipo de Ministros Voluntarios en respuesta al monstruoso terremoto del 2015 para socorrer a 15 000 residentes en los primeros cinco días de respuesta. Binod entonces condujo sus equipos a través de 101 pueblos y distritos afectados por la catástrofe que habían quedado olvidados, finalmente llevando ayuda a 4 millones de nepaleses. Durante el periodo que siguió al terremoto, y para llevar ayuda permanente, estableció además un cuartel general de Ministros Voluntarios y 169 grupos en toda la nación.

La celebración del viernes por la noche se extendió el sábado por la noche cuando la gran carpa se transformó para el Baile Anual de Patrones de la IAS. La espectacular cena de etiqueta y la gala de entretenimiento se llevan a cabo en reconocimiento a los miembros de la IAS que apoyan el trabajo humanitario y las iniciativas celebradas a lo largo del fin de semana.

El énfasis del fin de semana de festividades estuvo en el concierto tradicional de caridad de Saint Hill al que asistieron 1500 residentes locales. En la noche de música y baile se otorgaron donaciones a cinco organizaciones benéficas locales para expandir sus actividades al servicio de la comunidad local y todo ello de acuerdo con la tradición iniciada por L. Ronald Hubbard durante los años en que Saint Hill fue su hogar.


La IAS, la organización oficial de afiliación de Scientology que está abierta a todos los scientologists de todas las naciones del mundo, se formó en 1984. El propósito de la IAS es unir, hacer avanzar, apoyar y proteger a Scientology y a los scientologists de todas las partes del mundo para lograr las metas de Scientology tal y como las originó L. Ronald Hubbard: “Una civilización sin demencia, sin criminales y sin guerra, donde el capaz pueda prosperar y los seres honestos puedan tener derechos, y en donde el hombre sea libre para elevarse a mayores alturas”.