Una nueva Iglesia de Scientology en la Ciudad Eterna

UNA NUEVA IGLESIA DE SCIENTOLOGY EN LA CIUDAD ETERNA

El 24 de octubre de 2009, la nueva Iglesia de Scientology de Roma abrió sus puertas en el distrito de Casalotti di Boccea en la Ciudad Eterna. Más de 6.000 scientologists y sus invitados llegaron de toda Italia y más allá para celebrar la inauguración de esta magnífica nueva Iglesia con sus 6.500 metros cuadrados sobre los terrenos de un parque de 13 hectáreas.

La nueva Iglesia marca la mayor expansión hasta la fecha para Scientology en sus 30 años de historia en Italia y servirá a los feligreses del centro de Italia y otras regiones del mediterráneo.

El Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center y líder eclesiástico de la religión de Scientology, presidió la inauguración de la nueva Iglesia de Scientology de Roma.
El Sr. David Miscavige cortó la cinta para inaugurar la nueva Iglesia de Scientology de Roma, junto con el Director Ejecutivo de la Iglesia y dignatarios, marcando la mayor expansión en 30 años de Scientology en Italia.
El Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center y líder eclesiástico de la religión de Scientology, dio la bienvenida a los feligreses a su nuevo hogar en la encrucijada histórica de la civilización occidental. Su presencia señala la estatura y prominencia de esta Iglesia, el Sr. Miscavige habló de lo que inspiró a cada scientologists el hacer posible esta Iglesia:

“¿Cómo se puede hablar de la historia de la Tierra sin reconocer a Roma? Esta es la Ciudad de Dios, esta es la Ciudad del Hombre, este fue el centro del Mundo Occidental durante al menos mil años; si es que alguna vez hubo un lugar destinado para una Iglesia Ideal de Scientology, es aquí. Porque, ¿qué mejor escenario para mostrar lo que puede hacer Scientology que en este antiguo imperio de la edad de oro de la religión?”

Entre los que participaron en la inauguración de la nueva Iglesia de Scientology estaba el Sr. Dino De Pasquale, Encargado de los Desastre de la Agencia de Protección Civil; el profesor Silvio Calzolari de la facultad de Teología en la Universidad del Vaticano en Florencia; el profesor Luigi Berzano, Profesor de Sociología de las Religiones en la Universidad de Turín; y la Sra. Laura Guercio, Presidenta de Ayuda Legal a Escala Mundial.

El hogar de la nueva Iglesia es un edificio contemporáneo que ha sufrido una extensa remodelación para dar cabida a todos los servicios religiosos de Scientology, las muchas actividades comunitarias de los miembros de la Iglesia y los servicios introductorios para los visitantes.

Un amplio Centro de Información al Público da cabida a una exhibición audiovisual permanente que contiene más de 230 películas que cubren las creencias, prácticas y actividades de Scientology. Junto con las penetrantes descripciones de los principios de Scientology y la información de la vida y logros del fundador de Scientology, L. Ronald Hubbard, aquí se encuentra la introducción exacta de todos los programas de mejora social patrocinados por la Iglesia para combatir el consumo de drogas, alfabetización, criminalidad, inmoralidad y violaciones de los Derechos Humanos.

En el centro del edificio se encuentra un auditorio con 300 localidades para los eventos de la Iglesia y comunitarios.

La Iglesia de Scientology de Roma coordinará los programas de mejora social de la Iglesia en el Centro de Italia. Con dos décadas de experiencia en prevención de drogas, su programa “Di No a las Drogas, Di Sí a la Vida” proporciona soluciones comprobadas y eficaces para uno de los problemas más graves en la sociedad italiana.

En la clausura de la ceremonia de inauguración, el Sr. Miscavige enfatizó la importancia de la misión social de la Iglesia y subrayó la necesidad vital de los scientologists de tomar responsabilidad por la comunidad en la que viven.

“Debéis a [Roma] nuestras campañas de salvación para erradicar el consumo de drogas, inculcar el respeto por los Derechos Humanos y proporcionar tecnología básica para el vivir mediante El Camino a la Felicidad.

Le debéis a ella nuestros programas de aprendizaje y alfabetización.

Le debéis a ella un sistema de reforma criminal que no se basa en el castigo, sino en la restauración de la autoestima.

Le debéis cada drogadicto libre de drogas y cada alma perdida y sin esperanza que tiene la oportunidad de descubrir que Se Puede Hacer Algo al Respecto.

Pero por encima de todo le debéis que cada ciudadano romano tenga una oportunidad para descubrir Dianética y Scientology”.