Golden Era Productions - Una Religión del Siglo XXI en la Era de la Multimedia

UNA RELIGIÓN DEL SIGLO XXI
EN LA ERA DE LA MULTIMEDIA

Scientology es verdaderamente una religión del siglo XXI y utiliza la tecnología del nuevo milenio para llevar a cabo su misión religiosa. Con esa finalidad, la Iglesia ha entrado en la era de la multimedia con el establecimiento de películas e instalaciones de audio con la tecnología innovadora en Golden Era Productions. Situado sobre algo más de 200 hectáreas al sur de California, este es el centro de diseminación a escala mundial para toda la religión de Scientology, responsable de toda la producción de las películas, vídeos, televisión, Internet y los eventos internacionales.

Es aquí donde el staff de Golden Era Productions produce información y materiales de entrenamiento audiovisuales para usarse dentro de las iglesias de Scientology, así como también las películas y los anuncios de servicio público que se centran en las actividades de mejoramiento social patrocinadas por la Iglesia y las iniciativas humanitarias.

El punto de emanación de Golden Era Productions se encuentra en un estudio de cine de 7.500 metros cuadrados. El estudio de sonido se eleva más de tres pisos, con un interior del tamaño de dos campos de fútbol.

La producción final de los artículos audiovisuales religiosos filmados en Golden Era Productions se llevan a cabo en las instalaciones más modernas para la posproducción que incluyen seis equipos de edición digital, mientras que para crear cualquier efecto digital necesario el departamento de efectos especiales de Golden Era cuenta con más de 500 ordenadores con el poder de computar 6,360 mil millones de cálculos por segundo.

Es más, todas las películas religiosas y vídeos musicales se producen y mezclan en los estudios de grabación de Golden Era. Las instalaciones de la división de audio fueron diseñadas para satisfacer cada producción necesaria: desde un estudio de 84 pistas lo bastante grande para dar cabida a una orquesta, hasta un estudio de mezclas de 112 pistas con sonido envolvente de cine de 5.1.

Golden Era Productions también es responsable por la producción de todas las conferencias grabadas de Dianética y Scientology de L. Ronald Hubbard. Los estudios para las conferencias presenta un tipo de salas insonorizadas usadas para la restauración y reproducción de las grabaciones del Sr. Hubbard y construida con las especificaciones de Golden Era.

Adicionalmente, hay todo un edificio dedicado a grabar las traducciones de los escritos y otros materiales religiosos, donde una cadena de estudios digitales opera 24 horas al día. Aquí es donde el los locutores que interpretan al Sr. Hubbard en los diferentes idiomas, graban las conferencias de Dianética y Scientology en 15 idiomas distintos.

Restauración y Preservación de Películas con la más Alta Tecnología

La última década vio la restauración y el estreno de conferencias filmadas de L. Ronald Hubbard y una entrevista exclusiva con el Sr. Hubbard. La primera de las películas que se restauraron fue el Congreso de Clearing, una serie de seis conferencias impartidas en Washington, D.C. en 1958. El siguiente estreno, en el 2006, fue la única entrevista filmada de L. Ronald Hubbard, Una Introducción a Scientology filmada en Rhodesia (ahora llamada Zimbabwe) en 1966. La restauración final de la película Clasificación y Gradación se completó y estrenó en el 2008; filmada en 1965 en la sede de Scientology en Sussex, Inglaterra.

La condición de estas películas se había deteriorado enormemente durante el devenir de los años. El proyecto de restaurarlas y preservarlas completamente fue iniciado por el Sr. David Miscavige y llevado a cabo por un equipo de 70 personas en los laboratorios de cine de Golden Era Productions. En total, más de 620.000 imágenes de los negativos originales fueron escaneadas digitalmente, limpiadas a mano meticulosamente y restauradas totalmente. El resultado: los scientologists y el público en general ahora y para siempre pueden experimentar estas series de conferencias creativas y la entrevista exclusiva a L. Ronald Hubbard.