DAVID MISCAVIGE:
CENTRO DE DISEMINACIÓN Y DISTRIBUCIÓN INTERNACIONAL

PROPORCIONANDO SOLUCIONES A MILLONES DE PERSONAS

El nuevo Centro de Diseminación y Distribución de Scientology de más de 17 mil metros cuadrados es una instalación única de impresión y producción. Se encarga de la fabricación, distribución y administración, todo bajo un mismo techo, y está dotada en su totalidad por miembros del personal de la Iglesia. Este nuevo Centro genera materiales de diseminación para más de 10,000 Iglesias de Scientology, Misiones y grupos afiliados en todo el mundo, lo que permite a estas organizaciones satisfacer la demanda sin precedentes de servicios y programas de Scientology.

La impresora rotativa de 121 toneladas utiliza rollos de papel de 16 kilómetros de largo y puede imprimir 55,000 páginas por hora, en más de una docena de idiomas.
La impresora rotativa de 121 toneladas utiliza rollos de papel de 16 kilómetros de largo y puede imprimir 55,000 páginas por hora, en más de una docena de idiomas.

El pilar fundamental de la planta de impresión es una impresora rotativa de 121 toneladas construida expresamente para adecuarse a las necesidades. Entre otros materiales, imprime las revistas de la Iglesia en 15 idiomas, con una circulación mundial a millones. La impresora se ajusta a estas necesidades diversas con la capacidad para cambiar automáticamente los trabajos de impresión de un idioma a otro. Imprime a un ritmo de 55,000 páginas por hora. La instalación incluye además impresoras offset e impresoras digitales para producir los cientos de miles de piezas informativas que las organizaciones de la Iglesia usan para presentar la religión de Scientology y sus servicios a sus comunidades.  

El Centro de Diseminación y Distribución de Scientology además produce todos los materiales educativos para los programas humanitarios patrocinados por la Iglesia, incluyendo la iniciativa más grande del mundo no gubernamental de derechos humanos y el programa más grande del mundo no gubernamental para crear consciencia sobre las drogas. La Iglesia proporciona estos materiales educativos a las escuelas, grupos cívicos, gobiernos, policía e instituciones del sector privado de forma gratuita. Ya que todos los materiales se producen ahora internamente, por lo mismo que anteriormente costaba producir 3.5 millones de folletos educativos sobre drogas, la Iglesia ahora puede producir 35 millones y llegar a 10 veces más el número de jóvenes en riesgo.

Las instalaciones además incluyen un depósito y un departamento de distribución. El sistema de correo es totalmente automático y es capaz de poner direcciones a 150,000 piezas cada 8 horas. Toda la línea de envíos es capaz de enviar más de 500,000 cajas y elementos individuales cada semana.

El Centro incluye además las instalaciones para la fabricación de los uniformes distintivos para el creciente número de voluntarios de los programas patrocinados por la Iglesia, lo que incluye playeras, gorras, chamarras y otros símbolos oficiales de Unidos por los Derechos Humanos, Jóvenes por los Derechos Humanos, La Verdad Sobre las Drogas, así como los Ministros Voluntarios de Scientology.

Con el nuevo Centro de Diseminación y Distribución de Scientology, la Iglesia ahora tiene la capacidad de proporcionar su ayuda a millones de personas más en cada continente para lograr su meta: Una civilización sin demencia, sin criminales y sin guerra, donde el capaz pueda prosperar y los seres honestos puedan tener derechos, y donde el hombre sea libre para elevarse a mayores alturas.