Una Nueva Iglesia de Scientology se Abre en la ciudad de Québec

UNA NUEVA IGLESIA DE SCIENTOLOGY EN EL
CENTRO HISTÓRICO DE LA CANADÁ FRANCESA

Mil quinientos scientologists y sus invitados que llegaron de todas partes de Canadá y de los Estados Unidos atestaron la calle frente al 665 rue Saint-Joséph en el centro del distrito de Nouvo Saint-Roch de Lower Québec City para asistir a la apertura de la Iglesia de Scientology de Québec el 30 de enero de 2010.

El Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center y líder eclesiástico de la religión de Scientology, inauguró la nueva Iglesia de Scientology de Québec.
Mil quinientos scientologists y simpatizantes de todo Canadá y los Estados Unidos se aglomeraron en el 665 rue Saint-Joseph en el corazón del Distrito Nouvo Saint-Roch para celebrar esta nueva Iglesia.
La apertura de los 4.300 metros cuadrados de la Iglesia, que dará servicio a los feligreses de toda la provincia, representa un hito importante para la congregación, la cual se formó en Québec hace 35 años.

El Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center y el líder eclesiástico de la religión de Scientology presidió la ceremonia de inauguración, dando la bienvenida a los scientologists e invitados a la nueva Iglesia. Su introducción fue recibida con una ovación prolongada y entusiasta apreciando su papel instrumental para hacer posible esta nueva Iglesia y todo lo que esta representa para el futuro de los scientologists en Canadá.

Como el Sr. Miscavige declaró: “Esta nueva clase de Org Ideal está en preparación para que lleguen muchas más en el futuro. Bueno, ese futuro es ahora”.

La Iglesia de Québec marca el comienzo de un nuevo capítulo en el crecimiento de Scientology a lo largo de Canadá, con nuevas Iglesias que se van a abrir en Montreal, Québec; Kitchener, Ontario; Winnipeg, Manitoba; y una Iglesia de Scientology totalmente renovada en Toronto. También en el horizonte, sobre 77 hectáreas a las afueras de Toronto, se encuentra la Organización Avanzada de Scientology y la Oficina de Enlace Continental de Canadá para coordinar los programas de expansión y mejoramiento a escala nacional.

Entre los dignatarios que participaban en la inauguración de la nueva Iglesia se encontraban el Honorable Alvin Curling, antiguo Orador de la Asamblea Legislativa de Ontario y ahora Colega Superior en el Centro para la Autoridad Internacional para la Innovación; la Honorable Pamela Appelt, una jueza del Tribunal de Ciudadanos Canadienses y patrón del Centro Internacional para los Derechos Humanos y Desarrollo Democrático; y el Sr. Alan Stein, destacado defensor de la libertad religiosa y los Derechos Humanos y profesor de derecho.

En su discurso, el Sr. Curling dijo: “Así que hagamos que esta nueva sede de la Iglesia de Scientology en Québec sea un faro para todos los hombres y mujeres de buena voluntad; un lugar donde siempre serán bienvenidos a trabajar juntos para ayudar al mundo. Integrar a la gente de buena voluntad es el distintivo de la Iglesia de Scientology, que es por lo que celebro esta nueva Iglesia hoy”.

La estructura de piedra y cristal de tres pisos, que abarca una manzana de la ciudad, ha sufrido renovaciones extensas para albergar todos los servicios de Scientology y proporcionar los muchos programas de mejoramiento de la comunidad y humanitarios inherentes a Scientology.

En la dedicación de su apertura, el Sr. Miscavige destacó que este día ha dado un nuevo significado al lema de Québec “Je me souviens”, me acuerdo.

El Sr. Miscavige luego habló de los programas humanitarios globales de la Iglesia y de cómo la nueva Iglesia de Québec servirá como “una introducción para cada pizca de tecnología de L. Ronald Hubbard; disponible para todos, y todo ello con tan sólo pedirlo.

Nuestra tecnología de aprendizaje y alfabetización, presentada a tantos como 31 millones de estudiantes a lo largo de 67 naciones.

Nuestros programas de Prevención y Rehabilitación de Drogas, que beneficia a tantos como 800 millones de niños en riesgo.

Nuestra Campaña de Derechos Humanos, que está presentando la Declaración de los Derechos Humanos a nada menos que mil millones de personas.

Nuestro Camino a la Felicidadahora en película superando las barreras y listo para una difusión internacional para toda una cuarta parte de este planeta.

Y nuestro ejército global de Ministros Voluntarios ahora literalmente salvando vidas por miles, incluso ahora mientras estoy hablando.

Todo esto y más está a cargo de vuestra nueva Organización Ideal para que podáis llevar cada pedacito de esto a Québec”.

En la clausura, él reiteró: “Dejemos que esta nueva Iglesia simbolice el hecho de que nosotros no sólo recordamos Québec, sino que tampoco deberíamos olvidar nuestro compromiso para con su gente; y todo ello con el espíritu de esto de L. Ronald Hubbard

‘Cuando te vayas de aquí hoy y salgas al mundo, recuerda las herramientas de la vida que tienes y tu papel al usarlas para ayudar a tus semejantes’ ”.

Acompañado por los scientologists de Québec que condujeron el impulso para construir la nueva Iglesia el Sr. Miscavige cortó la cinta e invitó a todo el mundo a entrar.