Introducción:
Por Qué la Prevención Es Importante

Se dice que algunas enfermedades son causadas por bacterias o virus perjudiciales, comúnmente llamados gérmenes. Las infecciones causadas por gérmenes tales como el resfriado común pueden ser leves, pero otras pueden ser graves o incluso mortales, como la influenza, la intoxicación alimentaria y la faringitis estreptocócica.

Los gérmenes pueden transmitirse de persona a persona al toser, estornudar o estrechar la mano. Los gérmenes también pueden transmitirse al tocar algo que ha sido tocado por una persona contagiada, tal como un mostrador o una mascota. Otra forma en la que los gérmenes se propagan es por medio de consumir alimentos o bebidas contaminados. Entrar en contacto con insectos u otros animales portadores de infecciones también puede transmitir gérmenes.

El que las enfermedades pueden propagarse no es un dato desconocido. Sin embargo, lo que puede que se desconozca es que el contagio es posible durante períodos de incubación: el período antes de que la persona muestre síntomas y se dé cuenta de que está enferma. Por lo tanto, en todo momento deben ponerse en práctica precauciones de seguridad para reducir el riesgo de propagar enfermedades.

La implementación de las normas básicas que se dan en este folleto puede prevenir que las enfermedades se produzcan en primer lugar. 

Salud General

Tu cuerpo naturalmente lucha contra los gérmenes y las toxinas ambientales. Las siguientes precauciones ayudan a salvaguardar y a proteger tu cuerpo de las enfermedades:

  1. Duerme lo suficiente.
  2. Consume comidas regulares que consistan en alimentos nutritivos.
  3. Ejercita con regularidad.

Higiene Personal

Mantener una buena higiene personal es una forma muy efectiva de evitar que los gérmenes se propaguen y de prevenir la transmisión de enfermedades transmisibles.

Lávate las manos

  1. Lávate las manos.
  2. Lavarse las manos es una de las maneras más eficaces de prevenir la propagación de gérmenes. Lávate las manos con regularidad, especialmente después de las siguientes actividades:
    1. Sonarte la nariz, toser o estornudar
    2. Usar el baño
    3. Antes, durante y después de la preparación de alimentos
    4. Antes y después de comer
    5. Antes y después de cuidar de una persona enferma
    6. Antes y después de tratar un corte o una herida
    7. Después de manejar basura
    8. Después de tocar un animal, su comida o sus desechos
  3. Cuando te laves las manos, usa jabón y agua caliente. Frota tus manos concienzudamente durante al menos veinte segundos, después enjuágalas y sécalas con una toalla limpia o sécalas al aire. Usa una toalla para cerrar el grifo.
  4. Usa desinfectantes para manos.
  5. Se pueden usar desinfectantes para manos, pero esto no sustituye el lavarse las manos. Se usan en adición a lavarse las manos o en una situación donde el jabón y el agua no están disponibles. Usa un desinfectante para manos que tenga un contenido mínimo de 60 % de alcohol.
  6. Restringe el compartir artículos personales.
  7. Para evitar la propagación de gérmenes, no compartas cubiertos, vasos, tazas u otros platos. Tampoco compartas toallas, ropa de cama, peines, cepillos, maquinillas de afeitar u otros artículos personales.
  8. Evita el contacto de las manos con la cara.
  9. Tu piel actúa como una barrera para los gérmenes, pero tus ojos, nariz y boca son más vulnerables. Lávate las manos cuidadosamente antes de tocar tu cara, de comer o de beber.
  10. Cúbrete la boca y la nariz cuando tosas o estornudes.
  11. Si toses o estornudas, hazlo en un pañuelo o en el interior de tu codo para prevenir la posible propagación de gérmenes viajando a través del aire.
  12. Evita a individuos enfermos.
  13. Evita el contacto con individuos enfermos e insiste en que se aíslen de otros hasta que se hayan recuperado y estén libres de síntomas.
  14. Evita el contacto con mascotas y con otros animales mientras estás enfermo.
  15. Por ejemplo, si un individuo enfermo acaricia a su gato o a su perro, puede dejar gérmenes en el pelaje de su mascota que pueden ser transmitidos a otros que acaricien al animal más tarde.

Limpiar y Desinfectar

Una higiene adecuada es una parte importante de prevenir la propagación de enfermedades contagiosas. Un área utilizada por un gran número de personas requiere una limpieza y desinfección frecuentes.

La suciedad puede verse y limpiarse. Pero mientras que limpiar un espacio hace que esté libre de suciedad u otras impurezas, la limpieza por sí misma no elimina todos los gérmenes que pueden encontrarse en una superficie.

El desinfectar remueve lo que no puede ser visto: los microorganismos que causan enfermedades, tales como las bacterias y los virus. Así que una vez que una superficie se haya limpiado, es importante desinfectar cualquier superficie que se toque frecuentemente para una higiene adecuada.

Productos a Usar para Desinfectar

Botella de spray

  1. Para desinfectar una superficie, utiliza un desinfectante estándar, tal como el peróxido de hidrógeno. Usa cualquier producto con una concentración de entre 3 % (el grado de concentración común de uso doméstico) y 7.9 %.
  2. Otro desinfectante efectivo es el alcohol etílico o el alcohol sanitario. Usa productos con una base mínima de 70 % de alcohol. No uses productos que tengan un contenido de alcohol por encima de 90 %, ya que estos se evaporarán antes de matar los virus.
  3. También puedes usar una solución de agua y lejía que sea de 1/12 de taza (4 cucharaditas) de lejía por 1/4 de galón de agua fría (20 ml de lejía por 1 litro de agua fría). Cuando prepares la solución de lejía, siempre verifica la fecha de caducidad en la botella para asegurarte de que la lejía no ha caducado.
  4. Nota: nunca mezcles lejía con ninguna otra solución de limpieza o líquido excepto agua.
  5. Siempre lee y sigue las instrucciones del fabricante sobre cómo aplicar el producto desinfectante, incluyendo la cantidad de tiempo que debe dejarse reposar en una superficie.

Áreas a Desinfectar

  1. Limpia y desinfecta las superficies comunes que se tocan frecuentemente y las áreas con un alto nivel de tráfico en tu casa y en tu área de trabajo varias veces al día, dependiendo de la frecuencia de su uso:

    • Las áreas para niños
    • Las manijas de las puertas
    • Las barandillas
    • Los mostradores
    • Los teléfonos
    • Los escritorios
    • Las mesas
    • Los brazos de las sillas
    • Los mostradores
  2. Desinfecta tu baño (o baños):

    • Las manijas de las puertas
    • El área de los lavabos
    • Las duchas
    • Los retretes
  3. Si usas un vehículo para viajar, desinfecta las superficies:

    • El volante
    • Las manijas de las puertas
    • Cualesquier otras superficies que se tocan frecuentemente

Manejar la Enfermedad o Sus Síntomas

Si enfermas o tienes síntomas que pueden indicar que estás enfermo, evita el contacto con otras personas y busca atención médica adecuada según sea necesario.

Aislamiento

Aislamiento significa separarte de otras personas de manera que los gérmenes no sean transmitidos a otros.

Cuando estés enfermo o sospeches que estás enfermo con una enfermedad contagiosa, limita el contacto con otros. No vayas al trabajo o a la calle si puedes evitarlo.

En casa, puedes tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo de que otros se contagien si vives en un espacio compartido:

  1. Duerme en una habitación separada.
  2. Usa un baño diferente al que usan las otras personas en la vivienda.
  3. Evita las áreas comunes en casa.
  4. Evita las mascotas.
  5. Haz que tu ropa sea lavada separada de la ropa de los demás.
  6. Usa platos y cubiertos desechables.

Brotes Epidémicos
Precaución

En el caso de que haya un brote epidémico de una enfermedad infecciosa en tu área, hay medidas de precaución adicionales que deberías tomar en casa y en el trabajo.

Contacto con la Gente

Durante un brote epidémico de una enfermedad infecciosa, evita el contacto físico con otras personas, incluyendo las siguientes formas de contacto:

Abrazar
Abrazar
Besar
Besar
Chocar los puños
Chocar los puños
Chocar las manos
Chocar las manos
Estrechar la mano
Estrechar la mano

Distanciamiento Social

Distanciamiento Social
2 metros

Debido a que los gérmenes se pueden esparcir a través de la tos y los estornudos, durante un brote epidémico, se recomienda que mantengas una distancia mínima de 2 metros entre tú y otras personas.

Al comunicarse con otros, al comer o al tomar parte en otras situaciones sociales, el mantener cierta distancia ayudará a mantenerte a ti y a otros libres de enfermedades.

Mascarillas

Las mascarillas pueden ayudar a limitar la propagación de gérmenes cuando una persona habla, tose o estornuda. Al usar estas mascarillas, las personas enfermas pueden ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a otros.

Usa una mascarilla si estás enfermo con una enfermedad transmisible o si sospechas que lo estás.

Debido a que podrías ser contagioso sin siquiera saberlo o sin mostrar síntoma alguno, siempre usa una mascarilla cuando estés alrededor de personas de edad avanzada o personas con problemas de salud para reducir la propagación de gérmenes.

También usa una mascarilla si es probable que entres en contacto con personas infectadas.

Una mascarilla puede servir para otro propósito: puede ayudar a impedir que te toques la nariz y la boca.

Por ejemplo, si tocas una superficie que ha sido contaminada por una persona enferma que la tocó antes que tú, los gérmenes pasarán a tus manos. Si entonces tú te tocas la nariz o la boca con la mano, estos gérmenes entrarán en tu cuerpo y te infectarán. Esta es una de las principales formas en las que los gérmenes se pueden propagar.

Así que una mascarilla puede ayudarte a prevenir infecciones, ya que es menos probable que toques tu propia boca y nariz cuando estés usando una.

Las mascarillas deben cambiarse, como mínimo, una vez al día o tan pronto como se humedezcan o se ensucien.

Cómo Ponerte una Mascarilla

  1. Antes de ponerte una mascarilla, lávate las manos con jabón y agua.
  2. Inspecciona la mascarilla para asegurarte de que no tiene roturas o agujeros obvios que la vuelvan ineficaz.
  3. Determina cuál es la parte de enfrente de la mascarilla. El lado de la mascarilla que tiene color es el lado que va hacia el exterior.
  4. Determina cuál es la parte superior de la mascarilla. Si la mascarilla tiene un borde rígido que se puede doblar, este está destinado a moldearse a la forma de tu nariz y es la parte superior.
  5. Si la mascarilla tiene gomas elásticas que se ajustan a la cabeza, sujeta la mascarilla en tu cara mientras estiras las gomas sobre tu cabeza para asegurarla en su lugar.
  6. Tira de la base de la mascarilla colocándola sobre tu boca y barbilla.
  7. Deshazte de la mascarilla después de cada uso. Nunca la vuelvas a usar.
  8. Lávate las manos concienzudamente.

Guantes Desechables

Aunque puedes mantener tu hogar limpio y desinfectado, salir a tiendas o a espacios públicos incrementa el riesgo de contagio.

Las superficies que se tocan frecuentemente tales como los mostradores en las tiendas y surtidores de gasolina pueden estar contaminados si una persona enferma los ha tocado antes que tú.

Usar guantes desechables puede ayudar a impedir la transmisión de gérmenes. Hay una forma correcta de ponerse y quitarse los guantes desechables para que sean eficaces.

Cómo Ponerte Guantes Desechables

  1. Antes de ponerte guantes desechables, lávate las manos con jabón y agua.
  2. Toma un guante pellizcando el interior y el exterior del puño del guante. Ten cuidado de tocar tan poco de la parte exterior del guante como sea posible. Desliza cuidadosamente tu otra mano dentro del guante.
  3. No ajustes la posición del guante en la mano hasta que tengas puesto el otro guante.
  4. Toma el segundo guante pellizcando el interior y el exterior del puño del guante y póntelo según lo explicado anteriormente.
  5. Inspecciona los guantes para asegurarte de que no hay cortes, roturas o agujeros en ellos. Si tienen alguno, quítate los guantes, lávate las manos y ponte unos guantes nuevos.
  6. Tira de cada puño del guante hacia tu muñeca para cubrir tanta piel como sea posible y para asegurar el guante.
  7. Si te tocas la cara, si uno de los guantes se rompe o si tienes cualquier duda de si los guantes están sucios o contaminados:
    • a. Inmediatamente quítate los guantes y deséchalos.
    • b. Lávate las manos concienzudamente.
    • c. Ponte un nuevo par de guantes.
  8. Deshazte de los guantes desechables después de cada uso. Nunca los vuelvas a usar.
  9. Lávate las manos concienzudamente.

Precauciones adicionales en Casa y en el Trabajo

  1. Durante un brote epidémico, limpia y desinfecta las superficies comunes que se tocan frecuentemente y las áreas con un alto nivel de tráfico en tu casa y en tu área de trabajo más a menudo de lo normal:

    • Las áreas para niños
    • Las manijas de las puertas
    • Las barandillas
    • Los mostradores
    • Los grifos
    • Los teléfonos
    • Los escritorios
    • Las mesas
    • Los brazos de las sillas
    • Los mostradores
  2. Los escritorios

    • Las mesas
    • Los brazos de las sillas
    • Las tarjetas de crédito
    • Las tabletas
    • Los mandos a distancia
    • Los teclados
    • Los dispositivos electrónicos personales
    • Las llaves
  3. Los mandos a distancia
  4. Cualesquier otros artículos y objetos que se tocan frecuentemente

Cuando Salgas y Regreses a Tu Casa

  1. Si hay un brote epidémico en tu área, sal de tu casa solo para las necesidades esenciales o según lo autorizado por las normas locales.
  2. Si tienes que salir de tu casa, usa una mascarilla y guantes desechables.
  3. Mantente a distancia de otras personas en áreas públicas.
  4. Antes de volver a entrar a tu casa, haz lo siguiente:

    • a. Quítate los zapatos y déjalos afuera o rocíalos con un desinfectante.
    • b. Quítate y desecha la mascarilla y los guantes desechables.
    • c. Con un nuevo par de guantes, desinfecta cualesquier artículos que hayas usado cuando estabas afuera: llaves, tarjetas de crédito, billetera, etc.
  5. Desecha los guantes.
  6. Lávate las manos concienzudamente.

Cumplimiento de las Regulaciones
y Normas Locales

gcui_vm:healthy-booklet-local-guidelines

Si las autoridades publican regulaciones, precauciones o procedimientos para prevenir la propagación de una enfermedad contagiosa en el área, cumple con estos mientras están en vigor.

Sumario

Al seguir las normas y precauciones de este folleto, puedes ayudar a prevenir la propagación de enfermedades y mantener un entorno saludable.



La información proporcionada tiene únicamente fines informativos y no debe interpretarse como un sustituto de asesoramiento médico profesional. Siempre consulte a su médico o a otros profesionales calificados en el campo de la salud sobre cualquier pregunta que tenga.


Glosario

aislar: separar completamente a una persona enferma de otras personas para que la enfermedad no se extienda.

alcohol etílico: un tipo de alcohol que se hace a partir de granos fermentados. Es un líquido incoloro con un olor fuerte que tiene muchos usos, incluyendo matar bacterias y algunos virus.

bacterias: organismos muy pequeños formados por una célula que solo puede verse a través de un microscopio. Las bacterias existen casi en cualquier parte, incluyendo dentro y fuera del cuerpo humano. Algunas bacterias son beneficiosas, tal como las bacterias que ayudan a la digestión. Otras, como las que provocan la caries o las enfermedades, son perjudiciales.

contagioso: que puede pasarse de una persona a otra, especialmente a través del contacto físico o a través del aire.

desinfectante: un líquido químico que mata bacterias y otros organismos microscópicos.

faringitis estreptocócica: una infección de la garganta causada por un tipo de bacteria llamada estreptococo. La faringitis estreptocócica causa dolor de garganta, fiebre y debilidad.

higiene: prácticas saludables o de limpieza que son necesarias para la preservación de la buena salud.

infecciosa: (dicho de una enfermedad) que puede pasarse de una persona a otra.

intoxicación alimentaria: una enfermedad causada por ingerir alimentos que están contaminados con bacterias perjudiciales.

jabón: una sustancia que se utiliza para lavar o limpiar. Ya sea en forma sólida o líquida, debería estar hecho de sustancias orgánicas que, al mezclarse con agua, forman una solución que lleva todas las sustancias no deseadas a la solución, haciendo que sea posible eliminarlas mediante el enjuague, dando como resultado un producto limpio.

lejía: un químico fuerte utilizado para limpiar, que mata las bacterias y los gérmenes perjudiciales.

período de incubación: la fase en el desarrollo de una enfermedad entre el momento en que alguien se contagia y el momento en que los primeros síntomas de la enfermedad aparecen.

peróxido de hidrógeno: un compuesto químico acuoso utilizado para matar organismos patógenos microscópicos. También se utiliza para reducir o eliminar el color de algo, como se hace con la lejía.

síntoma: un cambio en el cuerpo que indica que alguien tiene una enfermedad.

transmisible: que puede pasarse de una persona a otra.

virus: una fuente infecciosa de enfermedad en el cuerpo que es demasiado pequeña para ser vista a través de un microscopio común. Puede infectar a los seres humanos con el resfriado común o enfermedades más graves.

Recursos adicionales

Descarga e imprime estos carteles para tu hogar y/o negocio esencial.

Mantener Distancia

Una forma efectiva de prevenir la propagación de enfermedades e infecciones es practicar el distanciamiento social.

Contacto Personal

Para la salud y seguridad de todos, por favor absténgase de mantener contacto personal con otros.

Procedimiento para Lavarse las Manos

Lavarte las manos es una de las maneras más efectivas para prevenir la propagación de gérmenes.

Desinfectante de Manos

El desinfectante de manos se usa además de lavarse las manos o en una ubicación o situación donde el jabón y el agua no están disponibles inmediatamente.