RESTAURANDO LA DIGNIDAD
COMISIÓN CIUDADANA DE DERECHOS HUMANOS

La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH), una organización caritativa de vigilancia de la salud mental sin ánimo de lucro establecida por miembros de la Iglesia de Scientology en 1969, se dedica a erradicar los abusos psiquiátricos y garantizar la protección de los pacientes. CCDH ha apoyado la promulgación de más de 160 leyes que protegen a los individuos de las prácticas psiquiátricas abusivas o coercitivas, que exigen el consentimiento informado para el tratamiento psiquiátrico, acabando con la narcotización y los electrochoques impuestos a niños, y ordenando severas penas por el abuso sexual de los pacientes por psiquiatras y psicólogos.

Con sede en Los Ángeles, California, CCDH Internacional dirige una red de defensa de los Derechos Humanos mundial de unas 200 filiales en 34 países. Los Comisionados de la CCDH incluyen médicos, psiquiatras, psicólogos, abogados, legisladores, funcionarios públicos, educadores y representantes de derechos civiles. CCDH Internacional también alberga un museo que presenta la historia que dio forma a siglos de brutalidad psiquiátrica.

CCDH distribuye películas documentales que exponen los diversos conductos de abuso psiquiátrico: las consecuencias destructivas de la criba y el etiquetado de individuos y la prescripción de drogas psicotrópicas, la alianza con fines de lucro entre la psiquiatría y la industria farmacéutica, la ausencia de base científica detrás de los diagnósticos de la psiquiatría, y la proliferación de la narcotización a militares en servicio activo y veteranos que está incrementando las muertes (no por combate) por paro cardiaco repentino y suicidio.

TERMINANDO CON LA TORTURA PSIQUIÁTRICA EN

NUEVA ZELANDA

Después de que CCDH investigó y expuso abusos en instituciones psiquiátricas, las víctimas que presentaron reclamaciones contra el gobierno de Nueva Zelanda recibieron una disculpa y una compensación económica.

En 1984, la Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas declaró la guerra a la tortura perpetrada por los denominados grupos de odio, cárteles de la droga, terroristas y gobiernos represivos. Sin embargo, se omitió poner atención en la brutalidad infligida por los psiquiatras. Como resultado de ello, en muchos países, los psiquiatras que mutilan y matan a pacientes han operado sin la supervisión del gobierno.

En Nueva Zelanda, CCDH inició una investigación sobre la Unidad de Atención Psiquiátrica del Adolescente del hospital psiquiátrico Lake Alice. Investigadores de CCDH encontraron que los niños detenidos bajo la tutela del estado fueron castigados con electrochoque, drogados a la fuerza y retenidos en aislamiento. Las agencias gubernamentales y de policía eran indiferentes a las quejas, por lo que CCDH documentó cerca de 100 casos de adolescentes que habían sido sometidos a tortura mental y física en el centro psiquiátrico. Le siguieron revelaciones de los medios y la protesta pública resultante llevó al cierre permanente de Lake Alice.

Con la ayuda de CCDH, 900 expacientes presentaron denuncia. Al final, los tribunales confirmaron los derechos de las víctimas y el gobierno de Nueva Zelanda emitió una disculpa por escrito y pagaron 10,7 millones de dólares en concepto de indemnización.

CCDH presionó por la supervisión gubernamental eficaz de los psiquiatras y cuando se encontraron nuevamente con pasividad, presentaron un informe detallado ante el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas en la sede de la ONU en Ginebra. Así fue que en mayo de 2013 un equipo de investigación de la ONU llegó a Nueva Zelanda para la primera investigación oficial de los centros de detención del país.

En marzo de 2014, el Ministerio de Justicia de Nueva Zelanda, por fin cumplió con los mandatos de la ONU, estableciendo una supervisión independiente de todos los centros psiquiátricos del país. Además permitió a los pacientes denunciar abusos psiquiátricos directamente a la policía, que estaban obligados por el acuerdo a investigar esas denuncias.

Los esfuerzos de CCDH han ayudado a poner a la psiquiatría en Nueva Zelanda con firmeza y decisión bajo la ley.


“CCDH tiene razón sobre la situación de la psiquiatría. Habéis suscitado inquietudes y nos alertasteis sobre abusos de los cuales de otro modo no hubiésemos sabido. CCDH es un recurso muy útil para nosotros”. — Oficina del Defensor del Pueblo, Parlamento de Nueva Zelanda

CCDH
HA CONTRIBUIDO A
286
advertencias sobre
DROGAS
PSIQUIÁTRICAS

“CCDH es elogiada por conseguir numerosas reformas en todo el mundo, trabajar con diligencia para proteger a otros de los abusos en el sistema de la salud mental, y asegurar que la protección legal sea otorgada a los pacientes de salud mental”. — Senado del Estado de Georgia, Estados Unidos

“Es un placer para mí felicitar a la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) por sus esfuerzos durante más de cuarenta años en investigar y exponer violaciones psiquiátricas de los Derechos Humanos. Yo aprecio particularmente el trabajo duro de los miembros y colaboradores de CCDH por apoyar los esfuerzos legislativos para proteger a los niños”. — Miembro del Congreso de EE.UU., Texas

“El trabajo de CCDH en apoyo de las víctimas de abuso es muy importante”. — Alto Comisionado de Derechos Humanos, Nueva Zelanda

166

MISIÓN HUMANITARIA

PONIENDO A LA PSIQUIATRÍA BAJO LA LEY

Como elemento clave de su misión humanitaria para proteger a los individuos de los abusos psiquiátricos y para limpiar el campo de la salud mental, los miembros de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos trabajan vigorosamente para asegurar que el sistema legal sirve a todos los ciudadanos, incluyendo a aquellos atrapados en la corriente de la psiquiatría.

En esa búsqueda, CCDH ha contribuido a la aprobación de más de 160 leyes en estados de los Estados Unidos y 16 naciones. Legislación que abarca la protección de los niños de la narcotización con psicotrópicos, la protección de los ancianos de tratamiento abusivo, detener el abuso sexual de los psiquiatras y psicólogos a sus pacientes, la defensa de los derechos de los discapacitados y enfermos mentales, y exigir la transparencia psiquiátrica como medida de seguridad contra el fraude y la corrupción. Miembros de CCDH han testificado ante el Congreso de los Estados Unidos y de los Parlamentos en Japón, Francia, Holanda, Alemania, Sudáfrica, Italia, y muchos más, llevando la legislación en la dirección de la defensa de la dignidad y la salvación de vidas.

“CCDH sirve como ejemplo estelar del poder unido de personas que logran reformas a través de esfuerzos dedicados para mejorar la sociedad y una educación y defensa efectivas”.

“Me uno al Congreso en el reconocimiento de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos por su compromiso duradero hacia el avance de las libertades fundamentales establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Código de Núremberg. CCDH sirve como ejemplo estelar del poder unido de individuos que logran reformas a través de esfuerzos dedicados a mejorar la sociedad y una educación y defensa efectivos. Hacemos un reconocimiento a CCDH por las grandiosas reformas que ha abanderado, que en la actualidad protegen a los individuos contra tratamientos crueles, inhumanos y degradantes y por su papel de liderazgo en la concienciación de la gente para que la dignidad y los derechos humanos puedan ser devueltos a todos los hombres”. — Miembro del Congreso de EE.UU., California