Técnica 88: Incidentes de la Línea Temporal Antes de la Tierra

TÉCNICA 88: INCIDENTES DE LA LÍNEA TEMPORAL ANTES DE LA TIERRA

“La Técnica 88 es la técnica más hiperbólica, efervescente, espectacular, inexagerable, grandilocuente, superlativa, grandiosa, colosal y sublime que la mente del Hombre pudiera concebiblemente abarcar. Es tan grande como la línea temporal completa y todos los incidentes en ella. Es aquello a lo que la aplicas; es lo que ha estado ocurriendo. Contiene los enigmas y secretos, los misterios de todos los tiempos. Podrías resaltar el nombre de esta técnica como hacen con las atracciones de las ferias, pero nada que pudieras decir, ningún adjetivo que pudieras usar, describiría adecuadamente ni siquiera una pequeña fracción de ella. No sólo aporrea la imaginación; te hace avergonzarte de imaginar cualquier cosa”, es la introducción que el Sr. Hubbard hace de esta serie de conferencias que nunca antes había estado disponible, desarrollando todo lo demás que está contenido en Una Historia del Hombre. Lo que te espera es la propia línea temporal completa. Leer Más

comprar
270 €
Cantidad
Idioma
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia
Envíos dentro de 24 horas
Formato:
Disco Compacto
Conferencias:
15

MÁS SOBRE TÉCNICA 88: INCIDENTES DE LA LÍNEA TEMPORAL ANTES DE LA TIERRA

No sabían por qué las cosas estaban empeorando, porque no sabían lo que les estaba aberrando. Bueno, vosotros sabéis por qué, en la Técnica 88.

Ahora, no es que quiera deciros que esta técnica es tremenda, que es revolucionaria ni nada por el estilo. Simplemente os diré que es la cosa más extraordinaria, enorme y colosal que jamás pudiera haberle ocurrido a la raza humana desde el principio de los tiempos. — L. Ronald Hubbard

Durante eones, el Hombre había estado perplejo respecto a su pasado. ¿De dónde había venido? ¿Por qué estaba aquí? ¿Descendía de los dioses o no era más que un afortunado accidente biológico? ¿Evolucionó a partir de los simios o llegó de las estrellas?

En 1952, tuvo lugar un nuevo avance, disipando la oscuridad con la luz de hechos fehacientes:

LA TÉCNICA 88.

El lugar era Phoenix (Arizona), EE.UU. Allí, a la sombra de Camelback Mountain, L. Ronald Hubbard concluyó sus dos años de investigación de las vidas pasadas. Este fenómeno había emergido antes de que se secara la tinta de los primeros ejemplares de Dianética, se aceleró con el desarrollo del Procedimiento Avanzado y se convirtió en un punto central con la publicación de Manual para Preclears.

Al principio de su investigación, el Sr. Hubbard estableció que tenían que abordarse los incidentes de vidas pasadas. Cuando se les ignoraba, el preclear se empantanaba; cuando se abordaban, las ganancias eran rápidas y espectaculares. Tanto si uno “creía” en las vidas pasadas como si no, era imposible discutir con los resultados obtenidos en el procesamiento.

Algo crucial para la exploración del Sr. Hubbard en este ámbito fue su desarrollo del primer E-Metro. Con ello, no sólo se podían sacar a la luz incidentes enterrados durante mucho tiempo y carga oculta, sino que se podían comprobar y volver a comprobar en docenas de preclears. De esa manera exacta, él comenzó a trazar el mapa de los incidentes comunes a todos los casos, estableciendo los incidentes principales que se podían encontrar en todos los seres humanos.

A principios de 1952, publicó los resultados de esta investigación en un nuevo libro: Qué Auditar, conocido ahora como Scientology: Una Historia del Hombre. Sus palabras iniciales revelaron un nuevo régimen de procesamiento, la Técnica 88, diseñada específicamente para localizar y auditar al thetán, el “yo” del individuo.

En junio, auditores de todas partes de Norteamérica se reunieron para una sesión estival de conferencias en las 9 hectáreas del Hubbard College, situado entonces en Indian School Road, en Phoenix. Allí, en un teatro al aire libre construido para ese fin, el Sr. Hubbard impartió las legendarias conferencias de la Técnica 88.

Lo que siguió fue una aventura mucho más grande de lo que esos auditores habían imaginado jamás.

Para ayudar más a los auditores en sus exploraciones de este nuevo territorio, el Sr. Hubbard les proporcionó una brújula y un mapa: dos publicaciones que acompañaban a Una Historia del Hombre. Una era Auditación Electropsicométrica, el primer manual sobre el uso del E-Metro. La segunda era El Mapa de la Línea Temporal Individual, para trazar los incidentes recorridos en un caso.

Por vez primera, el Hombre podía cerrar el largo capítulo de atrapamiento del pasado y trazar su rumbo hacia la libertad.

Aquí están entonces las conferencias de L. Ronald Hubbard sobre la línea temporal completa de la historia del Hombre.