La Ceremonia Nupcial del Doble Anillo

LA CEREMONIA NUPCIAL DEL DOBLE ANILLO

Amigos:

Nos hemos reunido aquí

en presencia de

estos testigos

con el propósito de legítimamente

unir en matrimonio a este hombre

y esta mujer

(nombres de la novia y el novio)

 

Si se encuentra alguien entre vosotros

que supiera de cualquier razón

por la que esto no

debiera realizarse

que lo diga ahora

o guarde silencio para siempre.

(Pausa)

 

Estando de acuerdo todos,

procedamos

 

¿(nombre del novio),

es tal tu realidad

del amor que tienes

por (nombre de la novia)

que lo crearás

constantemente

en la salud

y en la enfermedad

en la adversidad,

y en la buena fortuna?

 

¿puedes hacer frente

y conceder indulgencia

por las flaquezas

de manera solícita tal como la elogias

por todas sus muchas

y admirables cualidades?

(Respuesta)

 

¿Y le has comunicado

tu amor a (nombre de la novia)?

(Respuesta)

 

¿(Nombre de la novia),

has reconocido

el amor de (nombre del novio)?

(Respuesta)

 

¿(nombre de la novia), es tal tu

realidad del amor que tienes

por (nombre del novio)

que lo crearás

constantemente

en la salud y

en la enfermedad,

en la adversidad

y en la buena fortuna?

 

¿Puedes hacer frente

y conceder indulgencia

por las flaquezas

de manera solícita como lo elogias

por todas sus muchas valiosas

y excelentes cualidades?

(Respuesta)

 

¿Y le has

comunicado

tu amor a

(nombre del novio)

(Respuesta)

 

¿(nombre del novio)

has reconocido

el amor de (nombre de la novia)?

(Respuesta)

 

Entonces podría deciros a los dos

que con vuestro amor

unido

con vuestro acuerdo

sobre la realidad,

y con vuestra comunicación

de estas dos hermosas

verdades,

habéis completado

el Triángulo de ARC,

y por tanto habéis consumado

el único verdadero matrimonio,

que está más allá del poder

de cualquier individuo

o grupos de individuos

para añadirle o desmerecerle

en lo más mínimo.

 

Sin embargo,

la ley y la costumbre

de nuestra sociedad

requiere que esta unión

se realice como hecho

de aclamación pública

y testimonio.

Para mí es un honor

haber sido elegido por vosotros

para celebrar la ceremonia.

 

La aceptación de un honor

lleva consigo

una obligación

de magnitud comparable

y sería negligente

en esa responsabilidad

si yo fallara en intentar

contribuir,

no a lo que vosotros

ya habéis creado,

que nadie puede hacer,

sino a la permanencia

de su continua creación

en vuestra línea temporal futura.

 

El hombre siempre

ha empleado símbolos

para recalcar en la mente

verdades importantes y sabias

para que estos símbolos

puedan ser

un recordatorio siempre presente

de la necesidad

de una creación incesante

de nuestros deseos.

 

Y estoy seguro

de que vuestro deseo conjunto

en tiempo presente

es que el amor

que habéis creado

seguirá siendo una realidad

durante vuestros

años venideros.

 

¿Padrino, tienes un anillo?

(Respuesta)

 

¿Puedes dármelo por favor?

(Recibe el anillo)

 

Gracias.

 

Madrina

(o dama de honor)

¿tienes un anillo?

(Respuesta)

 

¿Puedes dármelo por favor?

(Recibe el anillo)

 

Gracias.

(Sosteniendo cada anillo entre el dedo pulgar e

índice de cada mano):

 

Estos anillos son en sí

los círculos,

y el círculo

ha sido el emblema

de la perpetuidad

desde tiempos inmemoriales.

De hecho, representa

tiempo y espacio,

que no tienen final.

 

Quiero que veáis estos anillos

como emblema

e imaginéis

el Triángulo de ARC

en el centro de cada uno.

 

¿Lo habéis hecho?

(Respuesta)

 

Gracias.

 

Mientras estos emblemas

permanezcan con vosotros,

quiero que veáis

ese triángulo en su centro

como un recordatorio

de que la realidad

de su simbolismo de

perpetuidad

seguirá siendo auténtica

sólo mientras ese triángulo permanezca

intacto sin romperse.

 

Me gustaría veros

hacer un pacto entre vosotros

de que nunca

cerraréis los ojos y dormiréis

estando roto el triángulo.

Sanad cualquier ruptura

con la realidad de vuestro amor

por medio de la comunicación.

Si lo hacéis,

estos emblemas

de vuestro mayor deseo

en tiempo presente,

seguirán siendo una realidad

a lo largo de vuestra

línea temporal futura.

 

Procedamos.

 

(Nombre del novio),

toma este anillo

y con estas palabras

colócalo en el dedo

de (nombre de la novia).

 

“Con este símbolo

de mi amor”

(Respuesta)

 

“Te tomo a ti,

(nombre de la novia)”,

(Respuesta)

 

“Como mi verdadera y

legítima esposa”

(Respuesta)

 

“Te prometo mantener

este amor”

(Respuesta)

 

“Siempre vivo, siempre auténtico”.

(Respuesta)

 

(Nombre de la novia),

Toma este anillo

y con estas palabras

colócalo en el dedo

de (nombre del novio).

 

“Con este símbolo

de mi amor”

(Respuesta)

 

“Te tomo a ti,

(nombre del novio)”

(Respuesta)

 

“Como mi verdadero y legítimo

esposo”

(Respuesta)

 

“Te prometo mantener

este amor”

(Respuesta)

 

“Siempre vivo, siempre auténtico”.

(Respuesta)

 

Y ahora,

en el nombre de la

Iglesia de Scientology

y en virtud de los poderes

con los que he sido investido,

os declaro,

a ti (nombre del novio)

y a ti, (nombre de la novia)

verdadera y legítimamente,

marido y mujer.

 

Os pido que selléis esta

ceremonia con vuestros labios.

(Espera la conclusión del beso)

 

Y pido a los testigos

aquí presentes

que se me unan

bendiciendo esta ceremonia

con el postulado

de que la confianza y el amor

del presente

crecerán cada vez más fuertes

por cada año que pase.

(Pausa)

 

¿Lo hicisteis?

(Respuesta)

 

Gracias.

 

(Sé el primero en felicitar a ambos,

los recién casados, y el primero en dirigirse

a la novia como “señora”).

 

L. Ronald Hubbard